Las medidas de contención del coronavirus han mandado a muchos peques a sus casas, obligando a sus padres a hacer malabares entre el cuidado de la casa, el teletrabajo y lo que viene siendo LA VIDA. ¿Qué hacer con ellos si te ves en una situación como esta?

No te preocupes, en Liopardo te vamos a echar una mano auténticos profesionales .

Yo, que además de tío simpático de internet, llevo casi 20 años trabajando de maestro de educación Infantil te daré sencillas pautas para que el tiempo que pasen en casa sea equivalente al que pasan en el cole. LO MISMITO.

Norma básica

La capacidad de concentración de un niño de infantil es la que es y no puede estar haciendo lo mismo mucho tiempo. Intenta tener actividades diferentes para cada 20-30 minutos. ¡Es sencillo!

LA ASAMBLEA

Empieza los días sentado en el suelo con tus peques. Charlar sobre cómo ha sido el día (“ el encierro de hoy fue mejor que el de ayer “ ), en calma. Aprovecha para controlar hábitos como la postura corporal al sentarse, trabajar los turnos de palabra, la escucha y la espera. Es el momento de contar un cuento y exprimirlo especulando sobre el argumento o comentando cada ilustración. No estaría de más tener preparada una canción sobre ese cuento con gestos adecuados para ayudar a memorizarla y a ejercitar la coordinación.

HORA DE LOS TALLERES

Prepara en casa tres talleres diferentes con actividades que cubran todas las áreas del aprendizaje. Una con actividades de lógica matemática, otra con actividades sobre el conocimiento del entorno y otra sobre arte. Que manipulen muchos materiales diferentes. No tengas miedo a ensuciar, la pintura y la purpurina están para experimentar!

DIBUJAR

Déjales un lápiz y una hoja. Es muy divertido que dibujen. Solamente ten en cuenta que agarre correctamente el lápiz, que haga el giro en los círculos en el sentido adecuado, que se exprese artísticamente, que tenga adquirido el esquema corporal adecuadamente en sus representaciones humanas , que sea responsable y cuidadoso en el uso de los materiales, que disponga de herramientas para expresar su creatividad completamente y listo. ¡A volar!

A MOVERSE

No podemos descuidar en estas edades las actividades de psicomotricidad gruesa. ¡A moverse! Organiza circuitos con cojines del sofá para dar volteretas, sillas bajo las que pasar gateando, plataformas para escalar, bancos para hacer equilibrio, balones para lanzar, aros para entrar y salir, cuerdas sobre las que caminar. Ejercicios de ritmo. Juegos de equipo (entre hermanos, por supuesto, hay que respetar los protocolos)

SOCIALIZACIÓN

El recreo es una parte insustituible de la educación de los peques. Ahí es donde aprenden a relacionarse entre iguales, establecer relaciones significativas de afecto y las normas de convivencia. Organiza sesiones de Skype con 5 o 6 dispositivos diferentes de manera simultánea para que charle y juegue con ellos mientras merienda.

PLURILINGÜISMO

Todo esto, por supuesto, al 50% en castellano e inglés o 33% si vives en una comunidad con lengua propia , para respetar las proporciones de la Consejería de manera escrupulosa. Esas cosas son importantes, quizás se pase un inspector por tu aula .

Después de prepararles una comida saludable y equilibrada, le puedes organizar alguna EXTRAESCOLAr

No dejes parte de sus intereses sin desarrollar. Enséñale algún instrumento, quizás ballet, o un deporte. A lo mejor escalada, que está bastante de moda.

Y una vez terminado esto ¡listo! . Ya sólo tienes que gestionar su tiempo libre para que haga ejercicio, tenga espacio para sus aficiones, interactúe con chavales de su edad, manipule libros y juegue con sus juguetes. Haz esto todos los días y no echará de menos el colegio para nada.

¿Veis qué fácil?

Mmm. ¿Otra opción? Bueno. Tenéis la tele, pero yo no os he dicho nada.

VER MÁS: ¡El cartel más aplaudido!