Liopardo » Hematocritico

CORONAVIRUS

Adiós, adiós mascarillas

Hematocrítico nos recuerda todas las cosas que hemos vivido durante la pandemia con la mascarilla.

Chica con mascarilla

iStock Chica con mascarilla

Publicidad

Si todo sale bien, este fin de semana será el primero en el que podamos salir a la calle sin una mascarilla puesta. El fin de la obligatoriedad de la mascarilla es exteriores es un paso importante en el camino de regreso a lo que fuera que hubiera antes del COVID (no voy a llamarle normalidad mientras continuemos con los mismos políticos).

¡Oh, mascarillas! ¡Os voy a echar mucho de menos!

Dejad que mire mi álbum de fotos para recordar todos esos preciosos momentos que pasamos juntos.

Cuando se peleaban por vuestros precios

¿Recordáis cuando eran complicadas de encontrar? Costaban más de un euro, los políticos decían que no se podía especular, otros decían que el mercado tendría que regularlas… ¡éramos tan jóvenes, tan inocentes! Mirad ahora las superofertas en el mercado. Es hora de comprar tu mascarilla soñada. Y tu barril de gel, de paso.

Cuando aprendimos toda esa terminología

Igual que nunca sospechamos que nos íbamos a convertir en unos chanones que controlaban mogollón de tipos de vacunas , quién nos iba a decir a nosotros lo puestísimos que íbamos a estar en el mundo de las mascarillas. Con sus higiénicas, sus efe pe pes, sus efe pe pe dos, sus pantallas, su higiénica vs quirúrgica… Estamos ya preparados para ver un capítulo de House y decirle a los protagonistas : “ Pero dónde vas con ese trapo, ponte una más apropiada, cabestro”

Vuestra complicación nasal

Había personas con una nariz recubierta de cera o directamente de teflón, nacidos con una deformación genética que hacía que ninguna pieza protectora pudiera adherirse a la superficie de su apéndice nasal y tenían siempre la mascarilla por el labio. El 99 % de las personas con ese gen eran varones, cosas que pasan .

Cuando invadieron tu casa

¿Qué voy a hacer ahora con las docenas de unidades de fp2 que tengo por casa, que compré por una oferta EXTRAORDINARIA (ahora cuestan ¼ de eso)? ¡Y encima me aprietan! Eso y las de tela que me regalaba mi madre, las que le compré a una modista super buena, las que vi en

aquella tienda tan cuqui, las que compré porque me encontré sin repuesto un día en Carrefour, las de… ¡SOCORRO! Calculo que manualidades con mascarillas será TT el año que viene en Instagram.

Verano del 2020

Inolvidable esos paseos de la arena al mar con mascarilla para luego bañarte sin pero con la mascarilla en el bolsillo pero con… Y aquellas primeras marcas de moreno mascarillero.

Las aventuras escolares

¡Qué año bueno pasamos en el colegio! ¡Qué bonito aspecto tenían las mascarillas del alumnado de infantil de 3 años, unas cuantas horas más tarde! Esa mezcla de texturas, olores y colores… baba con moco, sudor con vaho… ese toqueteo mientras les ayudabas a reemplazarla a toda la clase serán sensaciones que me llevaré siempre en el cerebro, y tendrá que ser muy bueno el psicólogo que me las quite.

La relación con mi barba

It´s complicated. Los portadores de una barba, vilipendiados con el apelativo hípsters en vez de referirse a nosotros con el término correcto Facialmente Complicados hemos vivido un año complicadísimo. A mí se me hacía un gurruño infernal que parecía una mezcla entre un cuerno de unicornio , Abascal e Iznogud. Mis esfuerzos por llevar una mascarilla especial para barbudos terminaron con la obligatoriedad del FP2 en el centro donde trabajo. ¡DEJAD RESPIRAR ESTA BARBA!

Encima en este tiempo me ha salido un mechón blanco imponente. Cuando Dios aprieta, que decía Cándida, ahora pero bien.

Publicidad