Liopardo

Liopardo

Vamos a calmarno

Vamos a calmarno
Bandera de Cataluña en la plaza Lluís Millet (Barcelona)
Bandera de Cataluña en la plaza Lluís Millet (Barcelona) | EFE
La cosa últimamente está un poco caldeada, por decirlo de forma suave. Es lo que tiene sacar a pasear tantas banderas cuando no hay mundial de fútbol. Hace tiempo que no veía este nivel de hostilidad en el ambiente, la verdad. Un inciso. Fuerte aplauso a Rajoy. Lo de detener políticos que querían sacar urnas y registrar imprentas ha sido una idea fantástica que ha servido para que, efectivamente, ya no quieran independizarse, ¿verdad? Pista: NO. Seguimos. Creo que la última vez que sentí algo parecido, un ambiente tan hostil, fue cuando Rosa de España participó en Eurovisión y quedé para ver la frikada con amigos y amigas. Una de ellas iba a muerte con Rosa y yo, sin embargo, quería que perdiera. Estrepitosamente a ser posible. ¿Europe's living a celebration? ¿En serio? Menudo truño, dije. Y encima en inglés. Si vas a Eurovisión por España al menos canta en español (o catalán si eres Serrat), no en inglés. Cuando argumenté que Rosa de España debía cantar en español, faltó poco para que mi amiga me atizara con la bandera de España en la cabeza por antipatriota. Hubiera sido precioso, porque hubiera definido, de una sola hostia, muy bien lo que es el nacionalismo. Hoy noto algo parecido. Lo de ahora es como un gran Eurovisión, una inmensa frikada en la que, además de España, participa también Cataluña (sin Serrat), con lo que eso supone de derbi friki, y yo vuelvo a temer por mi cabeza y la de muchos otros. En este caso las canciones también son un truño, pero no hay que ponerse así de agresivo con el truño del otro sin ni siquiera pararse a escuchar la canción propia, que es mala de cojones. Quedan unos días para el 1 de Octubre y más que un intento de referéndum parece que lo que se vivirá en Catalunya el próximo domingo es el desembarco de Normandía, si uno ve a la gente aplaudiendo a los guardias civiles que salen dirección norte. Joder, que no van a liberar Europa de los nazis. Bueno, casi mejor no hablemos de nazis. Sólo van a buscar urnas y papeletas, van a impedir que se meta la papeleta por la rajita, van a hacer de cinturón castrador, no son Bruce Willis salvando el planeta, que os estáis flipando. ¿A por ellos, oé? ¿Pero cómo que a por ellos? ¿A por quienes? Necesitamos ya un mundial de fútbol como el comer. Otro ejemplo. Unos amigos tienen un vecino en el portal de enfrente que, desde que empezó esta batallita, pone el himno de España a toda leche en cualquier momento del día en el que a él le entre el patriotismo. Imaginan mis amigos que para contagiar al resto edificio el amor a la patria, y el resto no sabe ya si unirse a la legión, comprarse una cabra o ir a la farmacia a buscar tapones para los oídos. Tapones antipatriotas, por supuesto. Por favor, españoles, catalanes, ciudadanos en general de la zona reclasificada a urbanizable que hay entre los Pirineos y Canarias: amo a calmarno. La cosa está muy tensa. Con las banderas a la gente se le va la cabeza, hay que saberlo antes de que pase algo más feo de lo que ya ha pasado. La mía es la buena y me encanta, por lo tanto tu bandera es la mala, me agrede y la odio mucho, así que ven aquí que te atice una buena hostia. Este razonamiento tan simple, señal inequívoca a lo largo de los siglos de que no ejercitas demasiado las neuronas (hay que levantar las neuronas del sillón de vez en cuando) se extiende en tiempos como este como la pólvora. Y a este razonamiento obeso, como le pasa a Julio Iglesias, cualquier cosa le pone cachondo. Mmmmm… mira a esos antidisturbios tan uniformaditos y con la bandera que a mí me gusta, ojalá le abran la cabeza a uno de los de la bandera que me agrede. Voy a compartir por whatsapp que tengo razón. Bien. Os comento. ¿Por qué no hacéis un grupo de whatsapp los que os dais la razón entre vosotros y nos dejáis de dar la lata con la puta banderita? De tanto fliparos nos ponéis la cabeza como si viviéramos con Manolo el del bombo, gran persona y mejor español, a propósito. Él tocando el bombo hubiera quedado mejor que Rosa con el Europe celebration aquel. Un saludo a mi amiga. Que sí, que sois muy patriotas, que ya lo sabemos, que lleváis dos semanas sin parar de repetirlo, que os encanta la marcha patriotera, que lo tenemos claro, que os van a dar el Premio Nobel de las banderas por recordarnos mañana, tarde y noche dónde decidió el azar que nacierais. Y que os ha tocado, como le toca a todos los nacionalistas del mundo, nazcan donde nazcan, el mejor lugar y odiáis al vecino, que se ha equivocado naciendo en el pueblo que no era. Nos lo sabemos de memoria. Parad, por favor. Que os vais a hacer daño o vais a hacerle daño a otros, que consideréis que no apoya como debería a tu representante en Eurovisión. Luego no vengáis llorando “yo es que no sabía”. Sí, nenes, las banderas hacen daño, mirad los libros de Historia, así que, por favor, vamo a calmarno. NORCOREANO: Diccionario del político del Procés

Liopardo | Liopardo

Gerardo Tecé | Madrid
| 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.