Liopardo

Liopardo

Querido transfóbico

Querido transfóbico
autobushazteoir.jpg
autobushazteoir | Liopardo
Querido transfóbico: Te has retratado ya en tantas batallas que llevas perdidas (derechos de la mujer, derechos de homosexuales, derechos de personas de otra raza) que no te quedan ya casi colectivos minoritarios a los que molestar. ¿A ver si el minoritario vas a ser tú? Es una pregunta retórica: sí lo eres. Por suerte y aunque estamos en épocas complicadas, cada vez quedan menos cafres maleducados como tú, que usen su tiempo libre en molestar y atacar al resto de personas normales. Una persona normal, al contrario que tú, es por ejemplo, aquella que, habiendo nacido con un sexo biológico, se siente de otro a lo largo de su vida y en lugar de clavarse cilicio en la espalda o la mierda que tú hagas para purificar tus pecados (cú-cú), decide ser sensata y disfrutar su vida haciéndole caso a lo que su cuerpo y su cabeza le piden. Dentro del colectivo de personas normales tenemos claro que la sexualidad y el cómo se sienta cada uno, es algo que no molesta a nadie, excepto a quienes no tenéis quizá mucha vida y decidís vivir odiando las vidas de los demás. Un hobby patético, pudiendo coleccionar sellos o ver películas o series (te recomiendo La Chica Danesa y Transparent) ¿En serio no tienes nada mejor que hacer con tu tiempo que pintar penes y vulvas en autobuses con lemas infantiles? Es otra pregunta retórica: ya has demostrado en muchas batallas perdidas anteriores que no, que no tienes nada mejor que hacer y que eres un poquito infantil. Cuando digo un poquito quiero decir que me pregunto si además de mentalmente, también biológicamente cagas en pañales. Tu última campaña da directamente entre grima y penilla. “Si naces hombre, eres hombre, si eres mujer seguirás siéndolo”. Y si eres tonto con tiempo libre como yo, ya puedes pintar el autobús del color que quieras, que seguirás siendo tonto toda la vida. Te ha faltado esa coletilla. Tu lema sobre el sexo de los demás suena a amenaza: “seguirás siendo hombre o mujer, porque yo lo digo”. Pero mírate a un espejo y reconócete tal como eres: vas a volver a perder de nuevo, una vez más, otra batalla contra otra minoría que no te gusta. ¿No es frustrante? En lugar de hacernos pasar a todos vergüenza ajena, ¿no sería mejor ir a un psicólogo y contarle lo que te pasa? Porque abajo tendrás pene, vulva o cilicio, me da igual, pero arriba tienes la cabeza como el camarote de los hermanos Marx. Puedes firmar esta petición de Change.org para que retiren el autobús LEER: Querido cromañón

Liopardo | Liopardo

LEER: Querido enfermo

Vista aérea de la plaza de toros de las Ventas | EFE

LEER: Querido Homófobo

Asistentes a la manifestación del Orgullo Gay | EFE

LEER: Querido racista

Liopardo | Liopardo

Gerardo Tecé | Madrid
| 20/06/2019

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.