Liopardo

Liopardo

Make Canarias great again

Make Canarias great again
Bajan las temperaturas en el norte y en Canarias, islas donde también lloverá
Bajan las temperaturas en el norte y en Canarias, islas donde también lloverá | Bajan las temperaturas en el norte y en Canarias, islas donde también lloverá
"Exigen al Gobierno medidas para situar a las Islas Canarias correctamente en los mapas". Me he encontrado hoy desayunando con este titular de prensa y me he llevado la correspondiente patada cerebral. El Siglo XXI cada día me gusta más. Una senadora de Nueva Canarias le ha exigido al poder Ejecutivo que ejecute el tema de que "se represente correctamente la situación geográfica física y política del archipiélago, tanto en los mapas de los libros de texto como en las publicaciones oficiales de la Unión Europea”. En Lío Pardo, siempre velando por la buena convivencia entre pueblos, nos ofrecemos como mediadores para intentar que las partes en litigio puedan abordar este desafío territorial con un horizonte de posible entendimiento.

Liopardo | Liopardo

Lo primero es definir ante qué estamos. Y estamos ante un problema de espacio y amor propio. Un choque frontal entre el tocino y la velocidad con imprevisibles consecuencias. El centralismo, con el argumento del espacio reducido bajo el brazo, argumenta que, si hicieran los mapas a la escala adecuada para situar a Canarias en su lugar correcto, que es a tomar por culo, no se leerían bien las letras, ni las de Canarias, ni las de nadie. Argumentan además desde Madrid que, para meter a Canarias en su localización en el mapa, habría que sacar en él a toda la zona del África Occidental y que qué pintan todos esos señores en nuestro mapa. Desde el lado insular, por contra, denuncian que no quieren ser encerrados en un cuadrado inexistente y ser situados en función de los huecos libres donde están las Azores o bajo las Islas Baleares, dependiendo del día, no por tener nada en contra de los portugueses o los alemanes, sino porque no es Azores o el sur de Baleares el lugar real donde está Canarias. No le falta razón al centralismo con el problema de dimensiones, pero este argumento canario de la realidad es impepinable.

Liopardo | Liopardo

Estamos pues, ante un callejón sin salida. En esta situación surgen obligatoriamente algunas cuestiones, por cuyas respuestas pasará la solución del conflicto. ¿Es necesario que salgamos todos a la vez en el mapa? Quiero decir. Cuando hay una quedada familiar por Nochebuena y falta un primo que está cenando en casa de la novia, se le quiere mucho, pero no se le mete después con Photoshop en las fotos de la cena. ¿No está el primo? Pues no está y no pasa nada, ¿no? No se le recorta el cuerpo de otra foto, se crea un recuadro blanco en el hueco vacío que hay sobre la abuela, que es muy bajita, y se inserta ahí al primo ausente como si estuviera levitando sobre la yaya. No. No se hace esto. ¿Por qué? Pues porque no estamos putamente enfermos. Por eso no se hace. Conclusiones. Quizá si Canarias, que está a 1.400 kilómetros del sur de la península no sale en el mapa que tiene como centro la península ibérica, no pasa nada. Mejor eso que Photoshop. Ya saldremos juntos en otros mapas. Hay más mapas que peces en el mar. No sé, un mapa de los países más prósperos de África (España, Marruecos, Argelia, Mauritania…). Ahí sí tendría sentido. Iríamos todos a esa cena. ¿Y qué pasa con el mapa diario del tiempo?, preguntarán ahora algunos. Pues pasa que tampoco es necesario. En Canarias hace solecito siempre y 22 grados todo el puto año, ¿para qué quieres salir donde Roberto Brasero? ¿Para vacilarle a los gallegos? ¿Afecta esta situación al turismo? Desde Nueva Canarias argumentan que para el turismo es un jaleo colocar sus islas al sur de Baleares. Motivos: con Canarias encerrada en un recuadro bajo Mallorca, los turistas podrían confundirse. Si esto fuera así, y dando por hecho que los turistas fuesen gilipollas y creyesen en la existencia de islas encerradas en un cuadrado, ya se habrían estrellado varios aviones llenos de alemanes en el Mediterráneo buscando esa nueva isla que ocupar. Esto no ha sucedido. Como argumento no nos parece válido. ¿Quién tiene razón? Dicho todo lo anterior, desde Lío Pardo llegamos a la siguiente conclusión: tiene razón Canarias. Si empezamos a colocar a cada uno donde nos dé la gana, podríamos acabar poniendo a Cádiz al lado de Ourense porque se nos acababa el mapa por abajo y Ourense se convertiría en un cachondeo. Esto de meter a Canarias en el cuadrito ha sido un parche que se nos ha eternizado. Hemos entrado en una zona de confort de la que ya es hora de salir. Yo, como godo, pido perdón. Y ahora, como diría Albert Rivera, cuando no sabe cómo escapar de algo, toca mirar al futuro. Descartada por motivos de cohesión la doctrina “si el primo no vino, el primo no sale”, las soluciones que nos quedan para garantizar la unidad de España en el tema mapas, serían dos: una de derroche y una más austera. 1) Derroche. Mapas más grandes, con letras más tochas para adaptarnos a la situación real de Canarias, respetando la escala del mapa y sus coordenadas reales. Si no queremos que salga África en la foto, por lo que sea, por racismo o porque nos dé vergüenza recordar nuestro pasotismo con el Sahara, podríamos sombrear esta zona y listo. 2) Austera. Mantener el formato actual de mapas del mismo tamaño y colocar a Canarias donde nos vaya apeteciendo, un poco a modo rándom según el día, pero, eso sí, explicando con letras rojas y mayúsculas dentro del cuadrito “esto no sería aquí, sería más abajo a la izquierda o más tal o más pascual”. Dispuestos como siempre a servir a la patria, esperemos haber sido de ayuda y que este documento sirva como solución al conflicto.
Gerardo Tecé | Madrid
| 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.