Liopardo

Liopardo

La versión reguetón del PP que quedó en el cajón

La versión reguetón del PP que quedó en el cajón
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
El Partido Popular ha presentado la versión latina de su himno. Hasta aquí el artículo de humor de esta semana. ¡Que no! Vamos a profundizar un poco, que el tema lo merece. Jorge Moragas, después de sacar uno de los dos palos más cortos en primera ronda y perder la final a piedra papel o tijera con María Dolores de Cospedal, fue el encargado de salir en rueda de prensa a dar la cara. “Estuvimos dudando entre el reguetón y el merengue y finalmente optamos por el merengue”, explicaba el jefe de campaña del PP con total naturalidad, antes de dar paso a los acordes e invitar a los periodistas presentes a mover las caderas con el máximo ardor posible. Dentro himno. Ta ná, ta ná, ta na na na ná…

 

La versión merengue del himno del PP, adaptada con tremenda sabrosura, arrasará con toda seguridad este verano en las pistas de baile del mundo latino, desde Puerto Rico hasta Puerto Hurraco. Pero en Lío Pardo, siempre ávidos de saber, hemos querido dar un paso más que el propio PP, que ya es dar pasos, y hacernos una pregunta: ¿cómo hubiera sido el himno del partido de Rajoy si en lugar de merengue hubieran optado por la versión reguetón? Miguel Pancho, compositor del himno original y responsable de esta adaptación, nos habla del trabajo reguetoniano que quedó en el cajón. “La versión reguetón del himno, al igual que la merengue, mantiene los valores y la esencia liberal del partido, un partido dinámico, que ama España y quiere ponerla a mover las caderas. El PP quiere poner a España a perrear. Ese era un poco el mensaje que se quería transmitir”. Ante la pregunta de por qué se eligió el merengue y no el reguetón, Miguel tiene clara la respuesta. “Este (la versión reguetón) llevaba letra, el merengue solo música. Y dice las cosas claras. Pone a cada uno en su sitio y eso al final a la dirección actual le ha dado miedo, pienso. Aznar, tenía más huevos, hubiera elegido reguetón. Es una pena que se quede en un cajón”. Ante la pregunta del contenido de esa letra que no verá la luz, Miguel Pancho es al principio reticente, nos explica que por contrato no puede hacerla pública, pero se le nota orgulloso de su trabajo y poco a poco se le escapa alguna pista. “El contenido exacto de la letra no te lo puedo decir. Tengo que ser discreto por contrato. Lo que sí puedo decirte es que, con mucha sabrosura y tremendo ritmazo caribeño, explicaba quién es el papi en España ♫ Ven pacá bellaca, sabes quién es tu papa, vamos a ir a toa, Rajoy en La Moncloa ♫ Esa era un poco la línea del discurso político que contenía el himno. Con alguna referencia a los podemitas que quieren chingar a España, ¿no? ♫ Coletas sandungueros, los cambios no son buenos ♫ Mensajes directos que entiende todo el mundo. Guiños a la mujer también, que hay muchas mujeres que votan al Partido Popular. Estrofas llenas de tremendo ritmo sabrosón para ellas, del tipo ♫ La girla va sin jockey, mira como janguea, la Rita sabe cómo, la Rita te perrea ♫ Si se hubiera elegido esta versión, ahí estaba previsto que en el videoclip una voz en off dijera “Valencia, 2016, representando” y saliera la exalcaldesa perreando tremendamente en el videoclip”. Merengue o reguetón, el movimiento del Partido Popular ha dejado fuera de juego al resto de competidores, que ven cómo los de Rajoy los adelantan con tremenda sabrosura en busca del voto latino. Da comienzo la batalla musical en política. Estaremos muy atentos.

Gerardo Tecé | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.