Liopardo

Liopardo

JJOO: seamos serios

JJOO: seamos serios
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
"Los Juegos Olímpicos que se celebran cada 4 años son el mayor acontecimiento deportivo que se organiza sobre el Planeta Tierra", decía en la ceremonia de apertura de los JJOO de Río con perfil bajo el señor que los declaró inaugurados. Y aunque no le falta razón al hombre, con ánimo constructivo desde Lío Pardo vamos a proponer una serie de mejoras para que los Juegos Olímpicos no caigan en la dinámica del todo vale, corrijan el mal camino tomado y puedan así mantener su status planetario en el tiempo futuro. Vamos a no andarnos con paños calientes. Hay pruebas que están sobrando. Seamos serios. Si aquel tío que corrió hasta la ciudad de Marathon y murió exhausto levantara la cabeza y viera algunas de las pruebas que compiten hoy en los JJOO echaría a correr de nuevo, pero detrás de nosotros y con un palo oxidado en la mano. Personalmente yo dejaría la competición en 4 pruebas. Una de correr mucho. El que más corre gana. Punto. Tome, su medalla, señor que corre mucho. Otra de nadar. El que nade más rápido gana. Punto. Y como mucho un par de pruebas más con pelota por eso de hacer más entretenida la cosa. Una de pelota con la mano (baloncesto) y otra de pelota con el pie (fútbol). Fin. The End. C'est fini. Gracias por haber venido, nos vemos en la olimpiada que viene. Pero como no se les ve por la labor de dar un golpe de timón tan drástico como necesario, vamos al menos a proponer algunas mejoras respecto del sistema actual eliminando las competiciones que claman al cielo y reagrupando otras. Bádminton.

Imagen no disponible | Montaje

Jugar con una raqueta alargada y una pelota deforme que cae al suelo haciendo extraños no es un deporte, eso es, en todo caso, un homenaje al cubismo o una performance. Empecemos desde ya a llamar a las cosas por su nombre. ¿Te gusta el bádminton? Me parece perfecto. Vete al MOMA y que te pongan allí una sala para que juegues con tu “raqueta” y tu “pelota”. Clavados.

Imagen no disponible | Montaje

Es el nombre que le han puesto a tirarse desde un trampolín haciendo monerías. Es el “mamá, mira cómo me tiro al agua” de toda la vida, pero alargado en el tiempo y burocratizado. Si a partir de los 12 años sigues queriendo que te vean cómo te tiras al agua desde el trampolín, tú no eres un deportista de élite, tú eres carne de psicólogo y has querido tapar el problema con una huida hacia delante, creando un deporte lleno de normas que tapan tu trauma. “No, es que salto de espaldas desde un trampolín de 10 metros, doy tres giros mortales, dos piruetas y luego entro al agua clavándome marcando un ángulo perfecto de 90 grados”. Muy bien me parece, ¿quieres que te pida cita yo o te paso el teléfono y llamas tú mismo? Aguas abiertas.

Imagen no disponible | Montaje

Qué daño ha hecho David Meca. Nadar en aguas abiertas es como jugar al fútbol en la calle, con una sudadera tirada en el suelo haciendo de palo, una lata de CocaCola marcando el fuera de banda y el coche de tu vecina como córner. ¿Es divertido? Sí, claro. ¿Es un deporte olímpico? Ni de coña. Aguas abiertas es el último capricho de gente con la cara naranja excepto en la parte de la gafa, gente que tiene dinero para pagarse el bono de la piscina, pero quieren dar la nota. ¿No tenemos piscinas para nadar, para qué te metes en el mar? Es que yo recorro 40 kilómetros a nado y se me queda pequeña. Pues dale para adelante y para atrás, que si lo haces muchas veces eso es infinito y nos hemos gastado un dinero en piscinas como para que tú te vayas ahora a mitad del puto mar y que esto sea un sindiós. No sé si me explico. Olimpismo = calles, cronómetros, jueces, etc. No un tío con un alga en la cara tapándole el color naranja. Equitación.

Imagen no disponible | Montaje

Un marqués saltando setos con un caballo. Mejor me voy a callar. Sí. Será lo mejor. Rugby a 7.

Imagen no disponible | Montaje

Máximo respeto a un deporte en el que los competidores se parten un labio, la ceja y la nariz a cabezazos, el árbitro no pita falta, y en vez de haber problemas luego se van todos juntos de cañas. Nada que objetar, pero… ¿Rugby a 7? ¿Cuándo vas a beber cerveza después del partido de rugby te pides una shandy? No, ¿verdad? Te pides una cerveza normal, si puede ser en vaso grande mejor y si el vaso es de barro, le pegas un abrazo al camarero que le partes tres costillas. ¿Entonces por qué este invento del rugby a 7? El rugby debe ser con 15 participantes por equipo, 13 como mínimo. 7 eran los enanitos de blancanieves, no los integrantes de un equipo de rugby. Judo, Taekwondo, Lucha grecorromana…

Imagen no disponible | Montaje

Lo de los deportes de pegarse es un auténtico derroche sin sentido. Estamos manteniendo varias formas distintas de darse de hostias y en un mundo que tiende a la globalización como este, esa situación es insostenible. ¿Cuál es el criterio para que un crío se decante por el judo o el taekwondo? El que está más cerca de su casa. ¿Por qué? Porque le da igual. El crío sólo quiere pegarse con otros críos sin que nadie le eche la bronca, pero se la va a pelar si a eso lo llamas kárate, judo, taekwondo, lucha grecorromana o bricolaje. ¿Bricolaje es de pegarse hostias, papá? Sí. Pues apúntame a bricolaje. Esto tiene que evolucionar. Al igual que el hombre dejó de andar a cuatro patas para comenzar a desplazarse sobre dos, el darse de hostias debe tender a unificar criterios. Yo, personalmente opto por la opción boxeo. Yo daría un salto evolutivo y dejaría de usar las patadas en las peleas. No somos canguros. Papá, quiero darme de hostias. Pues sé evolucionado y apúntate a boxeo. Por tanto y resumiendo, que los JJOO son un gran acontecimiento es algo que nadie niega, pero no nos relajemos. En el “mayor acontecimiento deportivo sobre la faz de la Tierra” hemos ido metiendo deportes por encima de nuestras posibilidades y o cortamos desde ya las malas hierbas o vamos a acabar en las olimpiadas de 2024 viendo en el sofá una competición de caza de pokemons con lanzamiento de hueso de aceituna. No dejemos que eso ocurra, por favor. Defiende el sentido común en el deporte.

Gerardo Tecé | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.