Liopardo

Liopardo

Entrevista con Eusebio Martínez, especialista en debates

Entrevista con Eusebio Martínez, especialista en debates
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
Eusebio es taxista y especialista en debates políticos. Desde que en 1993 se sentara como un españolito más frente al televisor a presenciar el debate entre González y Aznar, Eusebio no ha hecho otra cosa que especializarse en el análisis de este tipo de formato y sus consecuencias electorales. Lenguaje corporal, tono, expresividad, idea fuerza, interpelaciones entre candidatos, timing, son algunos de los conceptos que nutren el día a día de este taxista que a sus 59 años ha publicado ya su segundo libro sobre análisis político titulado “Tú no tienes ni idea, pero yo te lo explico”, que ha tenido gran acogida entre sus familiares, amigos del bar donde para para el desayuno y algún que otro cliente del taxi, que maravillado por las teorías sociopolíticas de Eusebio también se ha hecho con algún ejemplar. Hoy, pasadas ya unas horas y reposado el gran acontecimiento del debate a cuatro, queríamos pedirle a Eusebio su opinión respecto a lo acontecido. Gerardo: Buenas tardes, Eusebio. Eusebio: Hola, buenas tardes, encantado de poder explicar para que lo entiendas, nene, qué sucedió ayer y sobre todo, qué sucederá a partir de ahora, que es lo que nadie sabe explicar, pero es bien sencillo. Yo se lo he explicado a una clienta del taxi hace 20 minutos yendo de plaza España a la estación de autobuses, que está pegada y lo ha entendido y le ha quedado bien clarito, nene. Gerardo: Bueno, pues si le parece bien empezamos por su análisis del debate y luego nos explica qué consecuencias traerá. Eusebio: No, si me parece bien, no. Es que no hay otra opción que explicarlo así, nene. No te voy a explicar primero las consecuencias y después lo de antes de las consecuencias. Es cuestión de timing, de hacer llegar el mensaje correctamente, que es que hay algunos que no sé dónde les dan el carnet de analistas políticos, si en una tómbola o los compran en un chino de todoacién, no sé si me entiendes, nene. Gerardo: Le entiendo, Eusebio. Por favor, explíquenos, su análisis sobre el debate de ayer y si no le importa, diríjase hacia mí como Gerardo, que es mi nombre, no nene. Eusebio: Con ese reproche que me has hecho por dirigirme hacia ti de forma cariñosa has demostrado nerviosismo y falta de aplomo, ¿sabes? Tienes suerte de no estar en un debate electoral porque fiuuu (Eusebio silba al tiempo que dibuja con la palma de la mano lo que parece ser el gesto de un avión cayendo contra el suelo o algo así). Gerardo: Efectivamente, esto no es un debate electoral, sino una entrevista para que usted, que se supone que es experto en el asunto, nos explique cómo transcurrió ayer el debate. Eusebio: ¿Cómo que se supone? No se supone, soy un experto y punto pelota. Primero muestras nerviosismo y luego empiezas con las descalificaciones, mal te iba a ir a ti siendo candidato. No me extraña que te dediques a escribir gilipolleces, porque para lo otro no valdrías, nene. A uno que sepa como yo no le duras ni un bocado. Gerardo: Por favor, Eusebio, le pido, como entrevistador que soy y no candidato, que me cuente cómo vio el debate de anoche. Eusebio: Ahora te he visto bien, has demostrado firmeza y has deslizado con éxito la idea fuerza de que tú eres el entrevistador y yo el experto. Con los deslices anteriores quizá esto ya no lo arreglaría y serías pasto de los tiburones analistas, pero como has dado un mensaje claro, te felicito igualmente. Gerardo: Por favor, Eusebio. Eusebio: Bien. El debate de ayer fue un truño y no sirvió para nada porque esa gente no sabe hacer la o con un canuto, ¿me entiendes, nene? Gerardo: Bueno, me sorprende mucho que esa sea su visión, ya que el debate de ayer levantó muchísima expectación y casi todo el mundo coincide en que fue algo novedoso y muy enriquecedor ver a cuatro candidatos… Eusebio: ¿Cómo se llama mi libro? Gerardo: No entiendo. Eusebio: ¿No sabes leer? Gerardo: No, no entiendo hacia dónde pretende ir. Eusebio: Lee lo que pone aquí, ¿cómo se llama mi libro? Gerardo: Mire, de verdad que esto no era lo que yo… Eusebio: Si no quieres leerlo yo te lo digo para que lo entiendas. Pone “Tú no tienes ni idea, pero yo te lo explico” por Eusebio Martínez, editorial Eusebio Martínez S.L. Y me has llamado para que explique el debate, pero no me dejas hacerlo. Que después de mostrar nerviosismo e insultar te escapes de las interpelaciones que te hago y me impidas hablar, ya me parece lo máximo. No he visto nada semejante desde Jimmy Carter contra Reagan en el 80, nene. Qué despropósito, por no hablar de tu lenguaje corporal, que más que en un debate parece que estás ahí tirado, dejando pasar la vida, no muestras confianza ni capacidad de resolución de conflictos, eres una ameba apestosa. Ni para un debate a presidente de la escalera servirías, nene. Vamos, como los cuatro piltrafas de ayer, tampoco es que tu nivel sea muy distinto al suyo, por si la mediocridad reinante te tranquiliza o te sirve de alivio. A mí no me sirve, qué quieres que te diga. Gerardo: Eusebio, le agradezco su tiempo, buenas tardes. Eusebio: Menudo cierre de mierda, nene, falto de pasión, no veo por ningún lado la idea fuerza ni la seducción en el mensaje, el lenguaje gestual es desastroso, ni siquiera has levantado la cabeza mientras te despedías, ya no para candidato, ya ni para escribir gilipolleces sirves, esto no lo va a leer nadie. Gerardo: Gracias Eusebio: Adiós, mediocre.

Gerardo Tecé | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.