Liopardo

Liopardo

El discurso de Trump que sus asesores censuraron

El discurso de Trump que sus asesores censuraron
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump | EFE
El pasado viernes, Donald Trump juraba su cargo al frente del Gobierno de Estados Unidos. Según pasan los días, empezamos a conocer detalles sobre cómo fue entre bastidores la toma de posesión. Una de las primeras curiosidades hechas públicas ha sido la frustrada intención de Trump y su equipo de organizar un desfile militar, tanques y munición incluida, para celebrar la llegada del nuevo mandamás. En Lío Pardo, siempre un paso más allá, hemos tenido acceso al borrador de discurso escrito por el mismísimo Donald Trump, el que hubiera leído en las escalinatas del Capitolio, si sus asesores no le hubieran metido tijera y típex al asunto. Buenas tardes, panda de losers. Les habla el nuevo presidente de Estados Unidos. Soy el puto amo del mundo, terrícolas. (Aquí deberían surgir aplausos espontáneos. Si por lo que sea no sucediese, McDaniels y sus chicos del equipo de seguridad están avisados para arrancar un aplauso mientras miran de forma incisiva hacia la primera fila, donde están sentados los anteriores presidentes y el puto negro. Cuando la primera fila aplauda, lo hará la segunda y eso se debería extender como la pólvora. En ese momento, yo haré un gesto con la mano en plan “no es para tanto, pero gracias”). Vengo de ahí dentro y un empollón con gafas, un maldito burócrata de Washington, me acaba de intentar explicar cómo funciona el botón atómico, para que no tengamos un susto, me dice. ¿Sabéis qué le he dicho cuando me ha empezado a hablar de claves nucleares? A mí un burócrata no me dice cómo tengo que hacer mi trabajo, le he dicho. ¡Estás despedido, gafas! (Aquí, lógicamente, irían aplausos de nuevo). Bien, bien. Muchas gracias. Sólo he hecho lo que debía. Gracias. América necesita gente normal como yo, no burócratas chupasangres. Hoy, al fin, los más desfavorecidos gobernamos el país. Llegar hasta aquí no ha sido sencillo para un tipo como yo, que ha empezado de cero, que se ha hecho a sí mismo. Aún recuerdo el día anterior a que mi padre me dijera: “toma, hijo, heredas todas mis empresas”. Ese día anterior yo no tenía nada. Cero. El posterior, ya sí. De un día para otro, el sueño americano se cumplió. (Aquí lógicamente irían aplausos también. McDaniels estará atento por si acaso). Gracias, gracias. La ceremonia de hoy tiene un significado muy especial. Por fin los normales dejamos de estar oprimidos por los ándale ándale y los negros. ¡Si es que teníamos de presidente a un moreno hasta hace un rato! Que sí, que estaba domesticado y se comportaba como si fuera de color normal, pero que si lo mirabas era renegrido. ¡Si lo piensas es muy fuerte! Y ahora querían colocarnos a una mujer. ¡Y ni siquiera está buena! Cómo les gustan las extravagancias a algunos… Pero ahora dejemos atrás el triste pasado y miremos al futuro con esperanza. Dios nos ayudará en esta labor de hacer América grande otra vez. Me lo dijo el otro día. Dios me habla de vez en cuando. Yo, si no tengo lío le respondo. Me dijo: “señor Trump, voy a ayudarle a limpiar América para que vuelva a estar como yo la dejé, con americanos normales”, me dijo. Me habla de usted. Es buen chico Dios. Mi esposa Melanija y mi suegra Amalija o como cojones se escriba, que son las dos muy creyentes rezarán para ayudarlo a él en la tarea de limpiar América. Creo que deberíamos darle un aplauso, dios se lo merece. (Aquí vendrá aplauso general, lógicamente). Lo de América lo tengo más o menos todo claro, pero Estados Unidos es más que eso. Estados Unidos debe gobernar también sitios idiotas que nadie sabe dónde están, ni tienen ningún sentido. En Qatar hay casinos, hay gente ganadora, esos serán nuestros amigos. Los mexicanos sólo saben robar, ser bajitos y feos y jugar al fútbol. Muy bueno CR7, a propósito. ¿Queremos algo con ellos? ¿Lo queremos? (Aquí yo creo que los asistentes dirán NOOOOOO). Eso es, no queremos nada con esa gente. Bum. Muro. Luego hay otros países que ni bien ni mal, no son ni Qatar ni México, como por ejemplo Burkina Faso (imagino que risas). No, no se rían. De verdad hay un país que se llama así. Me lo ha dicho mi vicepresidente. ¿Qué hacemos con un país que se pone a sí mismo nombre de postre del Burger King? ¿Si ellos mismos no se toman en serio, tenemos que hacerlo nosotros? Yo digo: EEUU no está para hacer el payaso. EEUU es un país serio y los países serios tienen nombres serios y presidentes normales. Muchas gracias por votar a alguien normal, como ustedes. Dios les bendiga, yo bendigo a América. (Creo que esta frase de “Yo bendigo América” deberíamos guardarla para cuando sea la reelección). VER MÁS: Joder, ¿en serio?, por Gerardo Tecé

Liopardo | Liopardo

VER MÁS: El sueño americano de Resines, por Norcoreano

Liopardo | Liopardo

VER MÁS: Apocalipis Trump, por Diostuitero

Liopardo | Liopardo

Gerardo Tecé | Madrid
| 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.