Liopardo

Liopardo

Deportes minoritarios, ¿nos los podemos permitir?

Deportes minoritarios, ¿nos los podemos permitir?
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
El segundo campeonato del mundo logrado por la jugadora de bádminton Catalina Marín ha abierto en España un fuerte debate en torno a los deportes minoritarios: ¿Hay demasiados? ¿Es justo que se hable de deportes como el bádminton en el telediario, cuando a la mayoría de los españoles nos interesa bastante más saber qué cenaron anoche Cristiano Ronaldo o Messi? ¿No deberían quizá estos deportes minoritarios unirse en torno a un único deporte que los aglutine, como ha pasado con las cajas de ahorro o los concursantes de OT que no tenían tirón?

 

El experto en sociología del deporte, Miguel Ángel del Sofá nos da su opinión: “Está claro que satura mucho tanto deporte minoritario. A dos de cada tres españoles, según estudios que manejamos, les molesta tener que aprenderse de repente y sin previo aviso el nombre del nuevo campeón olímpico español de tiro con arco o que la pelota de bádminton no se llame pelota, sino volante. Este tipo de situaciones suele ser bastante molestas para el consumidor medio de deporte en España”. Gervasio Dejarrrl, campeón olímpico en la especialidad de salto de potro no ve clara esta confluencia entre pequeños deportes: “Es una movida muy grande pretender que mientras saltas al potro, que ya de por sí requiere bastante concentración para no dejarte los huevos, tengas que estar atento a devolver una pelota con pelos (se refiere al volante, pelota de bádminton) que te lance otro saltador desde el potro de enfrente, yo no lo veo, la verdad”. El debate y la polémica transcienden al mundo del deporte y han sido ya varios los representantes del mundo de la política los que han decidido posicionarse en torno a tan delicado asunto en dos bloques irreconciliables. Por un lado los que apuestan por modernizar estos deportes minoritarios mediante la confluencia de varios de ellos, previa externalización de la gestión y los que ven en esta propuesta de confluencia un intento por acabar con la diversidad, ya de por sí atacada por el deporte rey. Sea como sea, una cosa está clara. El congreso que celebrarán el próximo mes de octubre en la sede del Consejo Superior de Deportes representantes de cada una de las especialidades deportivas minoritarias, un congreso presidido por Juanito Munchen y Mariana Belmonte, sentará las bases de lo que será el futuro del deporte minoritario español en los próximos años. Si veremos a nadadores con esquí y raqueta dentro de la piscina o no, sólo va a depender de la capacidad de asunción de nuevos retos y modernización que nuestros deportistas tengan. Esperemos que sepan estar a la altura en un mundo globalizado, competitivo y cambiante.

Gerardo Tecé | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.