@GERARDOTC

@GERARDOTC

Avalancha en la frontera

Gerarado Tecé entrevista un Sargento de Guardia Civil para que explique la situación que se vive debido a los viajes políticos a la valla de Ceuta causados por los conflictos de inmigración.

Imagen de un agente hablando por su radio
Imagen de un agente hablando por su radio | iStock

Líopardo: Conectamos desde los estudios centrales de Líopardo con la valla para conocer la última hora. Allí está Gerardo, al que ya saludamos. Buenos días, Gerardo.

Gerardo: Hola, buenos días, por decir algo.

Líopardo: ¡Uy! Te escuchamos un tono muy pesimista, ¿qué está pasando, Gerardo? ¿Cuál es la última hora en la frontera?

Gerardo: Sí, ciertamente el tono es pesimista y no es para menos, la verdad, la situación aquí es realmente tremenda. La guardia civil no da abasto, ¿eh?

Líopardo: Suena preocupante. Amplíanos esa información, por favor.

Gerardo: Tengo a mi lado al sargento Martínez que os lo va a explicar de primera mano, porque lo que se ha vivido aquí esta mañana es realmente tremendo. Le pongo el pinganillo y ya está con vosotros.

Líopardo: Buenos días, sargento, cuéntenos qué está pasando en la frontera.

Sargento: Hola, buenos días, por decir algo, como bien dice vuestro compañero periodista, esto es tremendo. Esta mañana, aproximadamente a las 10AM ha llegado, sin que lo esperásemos, una nueva avalancha de políticos rompiendo la zona de seguridad en torno a la valla para hacerse las fotos. Venían cada uno con por lo menos quince asesores, además de su equipo de comunicación, de marketing… En fin, un caos. Hemos hecho lo posible por contener la avalancha, incluso hemos disparado un par de ráfagas al aire, pero la agresividad y el número de políticos con ganas de hacerse la foto era tal que con el contingente que tenemos ha sido insuficiente para frenar la llegada.

Líopardo: Le veo preocupado, sargento.

Sargento: Sí, sí que lo estoy, sobre todo porque la situación no cesa. Llevamos soportando esta presión en frontera desde hace varios días y la verdad es que estamos cada vez más exhaustos.

Gerardo: Sí que está exhausto, ¿eh? Y es normal porque aquí el ambiente es tremendo. Y al parecer hay rumores de que otra oleada de políticos estaría al llegar.

Líopardo: Madredelamorhermoso. Es realmente preocupante lo que nos llega desde la frontera.

Gerardo: Es tremendo.

Líopardo: ¿Van a tomar alguna medida especial, sargento? ¿Han pedido ayuda?

Sargento: Sí, hemos pedido refuerzos, pero el problema es que, mire usted, todo refuerzo es poco. Tenga en cuenta que un político con ganas de selfie, de declaración metiéndole miedo al personal a costa del inmigrante y, sobre todo, con ganas de portada en el periódico, es muy difícil de contener. Esta gente no tiene nada que perder, piense que están en la oposición, van a por todas. Ni con el ejército se para esto, ¿eh?

Gerardo: Es tremenda la situación aquí.

Sargento: Tremenda, como dice su compañero periodista.

Líopardo: Dígame, sargento, ¿están todos bien?

Sargento: Por desgracia la última avalancha ha dejado algún compañero herido.

Gerardo: Se refiere al cabo García. Cuéntele, sargento, lo que le sucedió al cabo García, porque es realmente tremendo.

Sargento: Sí que es tremendo, sí.

Líopardo: Cuéntenos, cuéntenos, sargento.

Sargento: A García le mordió esta mañana uno de Vox. Yo imagino que un vocal, un secretario, un tesorero o algo así parecía por el aspecto. García intentó frenarlo, pero ya le digo que esta gente está dispuesta cualquier cosa por hacerse la fotografía junto a la valla.

Gerardo: Es tremendo.

Sargento: Sí que es tremendo, sí. Y si seguimos así lo de García no va a ser la única desgracia, ¿eh?

Líopardo: Es muy preocupante todo esto que nos cuenta, sargento.

Sargento: La cosa no ha ido a mayores porque dios no lo ha querido así, pero vamos, aquí hemos tenido estos días a líderes del PP, de Ciudadanos, hasta uno de Falange vino el otro día, que yo creía que eso ya ni existía. Y claro, es que se dan escenas muy duras: todos quieren llegar los primeros para decir lo de que los africanos nos invaden y claro, se ven codazos, te lanzan publicidad a la cara, a un compañero casi le saltan el ojo el otro día, algunos incluso se te abalanzan para hacerse la foto contigo en el coche patrulla; y claro, el otro político lo ve y también quiere y al final te agarran del cuello entre dos o tres a ver quién lo consigue antes, o se te lanzan encima y te inmovilizan hasta que llegan los fotógrafos. Es muy peligroso, de verdad se lo digo, aquí un día va a haber una desgracia.

Gerardo: Es tremendo.

Líopardo: Sargento, le mandamos muchísimos ánimos desde aquí, que vaya lo mejor posible y, sobre todo, tengan mucho cuidado. Le despedimos con una última pregunta, porque no olvidemos que ustedes son agentes fronterizos. ¿Cómo están viendo toda esta situación las personas que están al otro lado de la valla?

Sargento: Pues como nosotros a este lado de la valla, asustados por la agresividad que ven en esta gente. Aunque son chicos que vienen huyendo de la guerra y del hambre y están acostumbrados a ver todo tipo de calamidades, ellos saben que esto es peligroso. Nos hacen caso cuando les aconsejamos que se alejen lo máximo posible del perímetro cuando vean aparecer a estos, porque ya le digo que van muy locos esta gente.

Líopardo: Cuídese, sargento. Gerardo, ten cuidado tú también.

Gerardo: Es tremendo.

Seguro que te interesa

@gerardotc | Madrid | 01/08/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.