@GERARDOTC

@GERARDOTC

Álbum anímico de la Champions de CR7

Gerardo Tecé analiza como vivió Cristiano Ronaldo la decimotercera Champions League del Real Madrid.

Chilena de Gareth Bale
Chilena de Gareth Bale | Efe

Así vivió Cristiano Ronaldo la final de la Champions foto a foto.

Entrenando duro en el gimnasio de mi casa. Sí, Tengo un gimnasio en mi casa. Un gimnasio mejor que el gimnasio al que tú pagas por no ir nunca. Así nunca serás un ganador, ni tendrás un gimnasio como el mío en una casa como la mía. A propósito: me ha molestado mucho que todo el mundo hable del lujo del chalet del comunista de la coleta que sale en el telediario, como si su chalet fuese un sitio muy lujoso o algo así. ¿Sabéis qué? No tenéis ni idea. Sois unos paletos. En el chalet del comunista de la coleta no meto yo ni a Messi a pasar la noche. Menudos paletos, de verdad…

Camino a la final de la Champions. Siempre, antes de una gran cita deportiva, me hago la misma foto, con Marcelo y con el otro, nunca recuerdo su nombre, pero a quién le importa. ¿Cuántos balones de oro tiene? JAJAJA. Creo que nos da suerte hacerlo y además, en la foto se nota quién es muy guapo y quién tiene pelos como de loco o cara de regentar una carnicería en Málaga.

Ya ha empezado la final. Diciéndole a Zidane cómo organizar el equipo para que me lleguen balones. Zidane es bueno, pero sólo tiene un balón de oro. Hoy es un día demasiado importante para que un señor que sólo tiene un balón de oro, decida qué hay que hacer. Y es calvo. Nunca tienes que fiarte de un calvo. Si eres calvo es porque tu vida no te importa nada. Si te importase, podrías irte a Turquía a ponerte pelo. No pienso dejar que alguien a quien no le importa una mierda el éxito y la vida, arruine mi quinta Champions.

Gol de chilena de Bale. Es normal, todos quieren copiar al número uno, no voy a enfadarme con él. Celebraré el gol y ya está. Yo marqué un gol de chilena increíble en los cuartos de final de la Champions. Una chilena mucho mejor que esta. Pero verás como hay algún idiota que me pregunta cuál es mejor. Además, yo se la marqué a un portero de verdad, uno que tenía brazos. El que ha puesto hoy el Liverpool parece que lo ha alineado Florentino. Se llama Karius. Tiene nombre de muñeco de la tele para que los niños se entretengan. Es muy divertido tirarle a puerta y ver las cosas que hace con las manos. En el descanso me lo he encontrado por el túnel de vestuarios, le he extendido la mano para chocarle los cinco y al devolverme el saludo le ha dado un guantazo a uno de sus defensas. Es increíble lo malo que es este chico. Y qué cara de perdedor tiene…

Por fin ha acabado el partido. Estaba siendo aburridísimo sin goles míos, la verdad. Creo que antes me he reído de Karius y no debería haberlo hecho. Puede que haya jugado la final por un asunto de inclusión social, me dice un utilero que sabe del tema. Cuando meten a chicos con problemas para que se crean que son normales y eso… Sé que, aunque los chicos con problemas sean unos perdedores, no hay que reírse de ellos. Pero no hablemos de perdedores. Lo importante es que tengo 5 Champions. Soy el mejor jugador de la historia. Si la Champions es el título más importante del mundo y yo tengo 5, que alguien me explique por qué se sigue hablando de Maradona, Pelé, Di Stéfano, Cruyff y todos esos viejos chochos. Algunos están incluso muertos. Tan buenos no serán cuando murieron. Y los que están vivos… si a día de hoy marcan un gol es porque alguien les deja participar como a Karius en un partido. Es muy lamentable lo de esa gente. Pero no pensemos en cosas feas, hablemos de mí. Soy el más grande, la verdad, lo reconozco…

Lo sabía. Algún idiota me tenía que preguntar por la chilena de Bale. ¿Cuál es mejor, la tuya o la de él? Atención a lo que he contestado: “qué más da, lo importante es que hemos ganado”. JAJAJA. La mía, imbécil, ¿cuál va a ser mejor? Pareces tonto. ¿Tienes un problema como Karius o qué pasa contigo? Ya me han enfadado. Le he explicado a los imbéciles periodistas que lo importante no son las chilenas, sino las Champions que se tienen. Yo tengo 5. Creo que la Champions League debería llamarse Cristiano Ronaldo League. Esto también se lo he dicho. Que aprendan. Ya me han cabreado. Hay tanto idiota… con el cabreo les he dicho que ya veré si sigo o no en el Real Madrid el año que viene. ¿Preguntarme qué chilena ha sido mejor? De verdad, cuánto idiota…

¿Qué es más? ¿Ser presidente del Real Madrid o ser la estrella del Real Madrid? Pregúntale a los niños. Los niños saben mucho. Yo tengo 3. Tú vas a un colegio y le preguntas a un niño si prefiere ser la estrella del Real Madrid, es decir, yo, o Florentino Pérez. Por favor… Es ridículo. Por supuesto que yo soy más importante. No hay un solo niño que diga: yo me pido ser Florentino Pérez. Pero si tiene gafas y es viejo. Aghhh. Me dice mi mujer que tenemos 4, no 3. Más a mi favor. Me molesta un poco que Florentino se crea tan guay, tan especial. Soy Florentino, presidente del Real Madrid y tengo mucho dinero. Qué asco me da la gente que presume. Estoy un poco molesto con Florentino porque no me da el cariño que merezco. Por eso dije que quiero irme a lo mejor o a lo mejor no, quién sabe. El otro día le digo: Florentino, ¿quién es el mejor jugador del mundo? Me dice: tú, Cristiano, tú eres el mejor jugador del mundo. Le digo: vale, entonces, ¿por qué Messi cobra más que yo? Y se me queda así como tartamudeando. ¿Qué quiere decir eso? La verdad es que no lo entiendo.

Lo mejor de ser el mejor del mundo es cómo te admira la gente. A mí me parece normal que me admiren, la verdad. Les gritas desde el balcón: lo lo lo lo ló y te responden lo lo lo lo ló. Les gritas: Siuuuuuu y te responden Siuuuuuu. Para mí son un poco como un loro. El loro es el animal más fiel, el mejor amigo del hombre. Lo prefiero al perro. El perro al final es un animal egoísta que quiere su hueso, su paseo, su pelota… Un loro no. Se queda quieto, te mira, te admira y te dice cosas que quieres escuchar. Esto al fin me hace sonreír. Pero aún estoy pensando si me quedaré o no. No sé si esta gente que vota a un presidente que me tiene tan poco cariño, me merece.

Ha sido un momento bonito. Todo el estadio, cien mil personas, gritando Cristiaaaaaano, Cristiaaaaaano, Cristiaaaaaano. Eres el número uno, eres el mejor del mundo. Luego mis compañeros han empezado a gritar Cristiano quédate, Cristiano quédate. Y todo el público: Cristiano quédate, Cristiano quédate, te necesitamos. Entonces me he puesto en el centro del escenario mientras todas las luces me alumbraban y todos me miraban y me ovacionaban, he cogido la copa que nunca hubieran ganado sin mí y han empezado a lanzar confeti sobre mí mientras me gritaban “número 1, Cristiano número 1”. En fin, es una tontería, pero son detalles que se agradecen. Ya veré qué hago.

@gerardotc
  Madrid | 29/05/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.