El mundo animal nunca deja de sorprendernos y en este caso los protagonistas son un gato y un grupo de vacas.

Dirigiéndose a un corral lleno de vacas ubicado en una granja lechera cerca de Kiev, Ucrania, Sergey Vasilevich se llevó una gran sorpresa. No esperaba ver al rebaño de vacas felizmente acicalando y lamiendo un gato que estaba junto a la valla.

El gato parecía estar disfrutando de los cariños de las vacas y se dejaba hacer gustoso.

VER MÁS: ¡Equilibrio!