Shana Stamey, de 35 años, de Canton, Carolina del Norte, estaba cuidando a su perra Gypsy que dio a luz a cinco cachorros el 10 de enero, cuando notó algo alarmante.

El nacimiento fue como se esperaba cuando un cuarto cachorro que se veía muy diferente de sus hermanos salió del útero. Shana dijo: "Empecé a enloquecer porque era verde".

"Mientras Gypsy estaba haciendo su trabajo para limpiarlo, el estaba llorando y se veía de color verde lima brillante. Una vez que terminó de dar a luz a los cinco cachorros vimos que estaba cabreado así que el nombre de Hulk vino a mi mente".

Shana dice que inicialmente estaba preocupada de tener un "cachorro enfermo", pero se calmó cuando vio que Hulk era fuerte, ruidoso y adorable.

Luego revisó en Internet para averiguar qué había causado el color inusual del perrito. "Descubrí que la razón detrás de su extraño color es un pigmento biliar llamado biliverdina, que se encuentra en la placenta de los perros", explica Shana.

"El líquido amniótico es lo que rodea a los cachorros en el útero de su madre, y cuando la biliverdina se mezcla, mancha su pelaje. Eventualmente desaparecerá en las próximas semanas si mamá lo limpia y lo bañamos", sentenció Shana.

VER MÁS: Una increíble confusión