Una adorable familia de perros se sentó a la mesa en su jardín para la cena de Acción de Gracias completa con disfraces.

A Karen Weatherbie le encanta vestir a su banda de Golden Retrievers, y, durante la temporada de vacaciones, lo hace con más pasión todavía.

Con algunos de sus perros vestidos como peregrinos, algunos incluso con sombreros de copa, y los otros con atuendos de indios americanos, ambos lados se llevaron a la perfección.

Sin embargo, durante su cena no fue de mentira y los perros pudieron devorar a unas patas de pavo y un pastel de calabaza en su casa de Mount Joy, Pensilvania, el pasado 23 de noviembre.

VER MÁS: ¡Diversión asegurada!

VER MÁS: ¡Sorpresa en el bosque!