Los perros pueden ser los mejores amigos del hombre, pero esta valiente dueña de mascotas ha elegido adoptar a un depredador peligroso como su nuevo compañero.

Natalia Korotova, de 33 años, de Perm Krai en Rusia, es la orgullosa dueña de London, un puma de nueve meses.

A pesar de no ser mucho mayor que un gatito, London ya es increíblemente grande y tiene una gran presencia en su hogar. Sin embargo Natalia asegura que tenía miedo de su pequeño Pomerania cuando llegó a casa.

Natalia también tiene un Pomerania de tres años llamado Bro, pero cuando se trata de compartir la casa con un puma, afortunadamente son buenos amigos.

Natalia dijo: "Hace un par de años sentí un fuerte deseo de tener un gato grande, pero vivíamos en un piso y entendí que sería un gran problema, ya que un animal grande requiere mucho espacio".

"Incluso tuvimos que separarlos los primeros días, ya que el perro insistía mucho con su amor y Londres se asustó".

"Se hicieron amigos bastante rápido y comenzaron a hacer todo juntos, incluso comian del mismo plato, pero London estaba creciendo muy rápido y de un pequeño gatito se convirtió en un gato enorme", ha asegurado Natalia.

"Ahora a menudo tenemos que separarlos de nuevo. London no es agresivo en absoluto, solo quiere jugar, pero parece que ahora es demasiado grande para Bro".

VER MÁS: ¡Casi acaba devorado!