David es un perro pastor de anatolia y Esme es un rinoceronte. Este extraña pareja son amigos inseparables desde que se conocieran en 2017.

Esme llegó al centro de especies en peligro de extinción Hoedspruit en Limpopo, Sudáfrica cuando era una cría de un mes de edad.

Lente Roode, fundador del centro, explicó que el perro y el rinoceronte se hicieron amigos prácticamenteal instante.

"Por suerte sus padres no fueron asesinados por un cazador furtivo pero tenía que ser rescatada o habría terminado falleciendo. Nos contactaron de una reserva de animales para avisarnos de que una cría de rinoceronte no estaba cogiendo peso a pesar de estar comiendo del pecho de su madre", detalló Roode.

Esme consiguió curarse gracias a los cuidados del centro y desde entonces es feliz viviendo allí junto al resto de animales y su amigo David.

Esta serie de vídeos fueron grabados por el centro durante 2019 y muestran la increíble amistad de estos dos animales.

© Newsflare