Un perro extasiado fue grabado saludando a su dueño después de que tuvieron que estar tres meses separados. Ben Stuller, de 37 años, de la República Checa, y su fiel compañero Charlie, de dos años, un perro manchado de bohemia, finalmente pudieron reunirse la semana pasada.

El adorable momento fue grabado y muestra a un Charlie extasiado que no puede contener su alegría mientras corretea como un loco alededor de su dueño.

Se habían separado en febrero cuando Ben, propietario de una agencia de viajes, fue a Barbados y se le negó la vuelta a la República Checa debido a restricciones fronterizas para detener la propagación de COVID-19.

Después de tres meses de no poder verse, las restricciones se levantaron este mes, por lo que Ben regresó por fin a casa donde Charlie estaba esperándole ansioso.

VER MÁS: Las mejores siestas