Mientras esta mujer intenta practicar su yoga, Windham el golden retriever tuvo otras ideas de tiempo de juego y alboroto.

Brittany Hansel estaba tratando de seguir una clase virtual en su casa en Pear St Avon, Ohio, siguiendo las medidas de distanciamiento social.

Brittany se colocó en su primer movimiento, pero Windham inmediatamente saltó a por ella. Windham no quería dejar a su dueña tranquila y no paraba de saltar sobre ella solicitando sus cariños.

VER MÁS: Triste por no poder ir al parque