A un perro husky de seis años llamado Sharhan se le metió en la cabeza nadar en un río helado en Norilsk, Rusia. No se sabe como acabo dentro del agua luchando por mantenerse a flote.

En cuanto lo vió en al agua su dueño, Andrey Bizhukov, se apresuró a salvar a su perro de las temperaturas bajo cero del rio. Afortunadamente, Sharhan fue rescatado y se recuperó rápidamente al llegar a casa y entrar en calor.

VER MÁS: La mejor siesta