Un gato descarado empujó a una tortuga a un estanque junto a una roca, pero ¿estaba ayudando?

Mientras Anton Fiolkovskiy grababa algunos reptiles cerca de su casa en Sochi, Rusia, un gato se interesó también por ellos.

Una tortuga estaba tranquila en lo alto de una piedra en medio de un estanque cuando fue descubierta por el felino.

El gato se acerca a ella y empieza a empujarla hasta que consigue que caiga al agua. "Estaba muy sorprendido por lo que pasó", asguró Anton.

"No se si el gato estaba ayudando, jugando o tenía otras intenciones pero al menos la tortuga acabó dentro del agua sin daños", sentenció.

VER MÁS: ¡Locura en el coche!