Este es el momento hilarante en que un gato hambriento metió su cabeza por un tubo de cartón para alcanzar un trozo de pollo.

Simon, es un gato de un año de Kansk, Rusia, que fue grabado empujando su cabeza por un tubo de cartón para llegar a su comida.

La propietaria, Anastasia Sviridova, filmó las imágenes colocando una cámara en la parte inferior del cilindro y capturó la expresión codiciosa de Simon mientras se acercaba a su comida.

Anastasia luego subió el vídeo a las redes sociales, donde se volvió viral al recibir más de seis millones de visitas.

Anastasia dijo: "¡Solo estaba jugando con él! Era un tubo de cartón y Simon estaba tratando de conseguir un pequeño pedazo de pollo sabroso".

VER MÁS: ¡Salvado!