Un perro servicial ayudó a su madre a cargar y descargar su lavadora y las imágenes se han vuelto virales.

Rancho, el pastor belga tervuerense, decidió claramente que su propietaria, Petra Dvorakova, necesitaba lavar la ropa en su casa en Brno, República Checa.

Con una cesta llena de prendas sucias, él va cogiendo cuidadosamente la ropa sucia con sus dientes una por una y colocándola dentro de la lavadora para terminar cerrando la puerta.

Una vez que el ciclo de lavado ha terminado, abre la puerta el sólo y saca toda la ropa colocándola en la cesta para que su dueña la pueda doblar.

Petra dijo: "Rancho es muy inteligente y juguetón, siempre de buen humor y listo para la acción".

"Con suerte, espero lograr que pueda hacer algunas tareas más, tal vez limpiando el piso".

VER MÁS: Un perro canta ópera