Un adorable gato se ha convertido en una sensación de internet gracias a una misteriosa mutación que hace que su cabeza sea plana. El gato tiene además unas curiosas orejas que junto con su cabeza hacen que parezca Baby Yoda.

Flathead, llamado así por su característica cabeza, es un gato de cinco años de Filadelfia, Pensilvania, que recientemente ha conquistado la atención de miles en Internet gracias a su aspecto inusual.

Debido a una misteriosa mutación, este gatito de pelo corto tiene orejas planas que sobresalen de ambos lados de su cráneo, dejando a la gente pensando que se parece a la versión felina de Baby Yoda.

Jules Smith dijo: "Algunas personas han dicho que se parece a Baby Yoda, y es una muy buena combinación".

VER MÁS: ¡Salva a su bebé!

VER MÁS: ¡Sin palabras!