Lamentablemente, hay muchos perros callejeros en el mundo. No saben a dónde ir, qué comer o dónde dormir. Sin embargo, a veces la suertehace que encuentren hogares para siempre.

Esto es lo que paso a esta perra que fue encontrada en las calles de Bratsk, Rusia. "Betty tenía solo 10 días. Estaba deambulando por las calles cuando la encontraron", aseguro su dueña Oksana a Bored Panda.

Cuando la gente la llevó al refugio, pensaron que alguien le había gastado una broma dibujándola cejas, pero después de tratar de limpiarlas, se dieron cuenta de que solo eran marcas de nacimiento.

"Sus cejas son sus marcas de nacimiento de su mamá y su papá. La piel donde están las cejas es más oscura que en cualquier otro lugar de su cuerpo porque así lo quiso la naturaleza", sentenció Oksana.

"Vi su foto en el sitio web del refugio y me enamoré. Muchas personas llamaron para recogerla, pero cuando la vieron, se negaron", exlico Oksana.

"Cuando la vi, lloré. Y cuando la recogí, ella inmediatamente se durmió, y nuevamente lloré de felicidad", asegura Oksana sobre Betty que ahora es una perra feliz viviendo con su familia.

VER MÁS: ¡Parece un osos de peluche!

VER MÁS: ¡Parece un señor!