La increíble historia de la pequeña Samaye y su perro Milo sigue robando corazones. Unos policías se llevaron al perro rescatado de una bebé porqué pensaron que era un pitbull asesino pero tuvieron que devolverlo dos semanas después cuando se dieron cuenta de su terrible error.

La hija de Ayesha Thomas, Samaye Mold, de dos años, estaba desconsolada cuando se llevaron a Milo su bull terrier de Staffordshire.

El Staffordshire bull terrier Milo de Ayesha Thomas fue llevado por las autoridades después de que un vecino lo denunciara como un perro peligroso.

Pero el perro fue devuelto dos semanas más tarde a la familia en Dursley, Gloucestershire, después de que los oficiales aceptaron que no era una raza prohibida y no representaban un riesgo.

Thomas dijo que ella compró el perro rescatado en la web Gumtree y contó que había establecido una relación muy estrecha con su hija Samaye, de dos años.

La policía se llevo a Milo de la casa que Ayesha comparte con Samaye y su hijo Freddie después de que la policía recibió informes de un vecino de que un pit bull vivía con niños pequeños.

Después de ser medido por manipuladores en el jardín de la familia, se consideró que tenía características de pit bull y fue llevado a las perreras, donde fue castrado y vacunado.

Cuando se dieron cuenta de su error y de que no se trataba de ninguna raza peligrosa devolvieron al animal a su familia. En el vídeo se puede ver el tierno momento en que Milo y Samaye se reencuentran en la calle y no paran de besarse y acariciarse.

Ayesha Thomas dijo: "Todas las mañanas, Samaye lo besa y lo abraza y ella le da un beso antes de irse a la cama; él siempre es muy gentil y cuidadoso con ella y es su mejor amigo".

VER MÁS: ¡Milagro bajo tierra!