Spanky y Roman son dos pitbull de seis y ocho años que viven en armonía en su hogar en Hopatcong, Nueva Jersey, con Jillian Rogers, de 29 años, y su familia.

Un día al darse cuenta de que Roman estaba enfermo debido a un hematoma auditivo, el amable Spanky ayudó a que su amigo se sintiera cómodo al arrastrar la cama para que fuera fácilmente accesible para el dolorido perrito.

Luego, la pareja se abrazó en un momento conmovedor capturado por la cámara de la casa. Jillian dijo: "Mi hermana es la que me dijo que fuera a ver la cámara y cuando lo hice me derritió el corazón y lo vi un millón de veces".

VER MÁS: Siesta perfecta