Una pareja encontró a una perra abandonada y malnutrida en un barrio del sur Texas. Tras una semana intentando llevársela a casa lograron que perdiera el miedo, rescatarla y llevarla al veterinario.

Contactaron con Leslie Ysuhuaylas, voluntaria de Rescue Dogs Rock NYC, que se hizo cargo de ella.

Llamaron a esta adorable perrita Ana y determinaron que sólo tiene dos años. Su estado era tan lamentable que muchos pensaban que no sobreviviría “Tenía sarna severa y su piel estaba en carne viva”, explico Ysuhuaylas.

Varias semanas al cuidado de veterinarios y en un centro en el que estaba bien alimentada han bastado para que el cambio de Ana sea radical.

Ahora se encuentra terminando esa recuperación en Texas pero viajará a Nueva York dónde esperará a ser adoptada.

VER MÁS: Regresaron a su casa y allí les estaba esperando