Cuando los rescatistas de Stray Rescue of St. Louis vieron a una perra callejero saltando de pata en pata en East St Louis el pasado junio, la atraparon para poder curarla.

Al darse cuenta de que estaba amamantando, Donna Lochmann y sus colegas fueron a buscar y la perra les guió hasta un bosque. Alli encontraron a la camada que acababa de dar a luz perfectamente escondida en la maleza.

Natalie Thomas, directora de marketing del refugio, dijo: "Mamá hizo un gran trabajo protegiéndolos. Todos eran cachorritos regordetes".

"Estaba muy delgada, se podía ver su columna vertebral y creemos que su lesión en el pie era una vieja herida causada por ser atropellado por un automóvil".

"La parte más difícil fue gatear a través del denso bosque para encontrarlos. Recorrimos cada centímetro y finalmente los encontramos escondidos debajo de un árbol caido"

"Es una sensación increíble saber que no crecerán en las calles, buscando su próxima comida para sobrevivir". sentenció Natalie.

VER MÁS: Un pastor alemán está condenado a ser un cachorro para siempre

VER MÁS: Rescató una cría de gato y se llevó una gran sorpresa cuando lo llevó al veterinario