Katie Hale, de 43 años, de Birmingham, Reino Unido, ha cuidado mucho perros con la ayuda de su hija Char, de 10 años, pero nunca tuvo un perro propio.

Char pasó dos años preguntando por un cachorro e incluso dijo que no quería nada para su cumpleaños y Navidad si pudiera tener un perro.

Como habían hecho otras veces Katie le dijo a Char que estaban recogiendo a una perra que iba a ser para un amigo de la familia.

Después de recoger al cachorro de Poochon, una mezcla entre caniche y Bichon Frise, Katie reveló que no tendrían que devolver a esta perra porque era de ellos.

Char no podía creer lo que le estaba diciendo su madre y empezó a llorar. Llamó al perro Jesse, por su personaje favorito de 'Toy Story'.

"Lleva más de dos años pidiendo un perro y queríamos sorprenderla", dijo Katie.

"Hemos cuidado a muchos perros a través de una compañía llamada 'The Paw Club', le dijimos a Char que estábamos recogiendo a la perrita para ellos y que ella podría cogerla en su camino a casa".

Cuando ya estaban en el coche, "Comencé a grabar y le dije '¡necesitas darle un nombre porque eres tuyo!' Era su sueño hecho realidad".

VER MÁS: ¿Es de verdad?