Mientras Daniel Ludin se encontraba grabando los bosques cerca de Kusamo, Finlandia, se encontró con las imágenes más imponentes que había visto en su vida.

Dos gigantes osos pardos salvajes miden sus fuerzas y terminan enzarzándose en una terrorífica pelea.

De un segundo para otro empiezan a volar zarpazos y mordiscos. "Estaba sorprendido por la demostración de fuerza que demostraban ambos animales. Esta era la primera vez que veía algo tan majestuoso", ha asegurado Daniel Ludin.

"Me encontraba a escasos 30 metros de la acción y podía sentir la fuerza. Estuvieron dos minutos peleando con toda su fuerza y sorprendentemente parece que ninguno resulto herido de gravedad", explica Daniel sobre estas imágenes que están sorprendiendo a todo el mundo.

VER MÁS: Se cae a un estante lleno de caimanes