Una pareja residente Filadelfia (Pensilvania, EE.UU.) que olvidó cerrar la puerta de su casa una noche se llevó al día siguiente la sorpresa de su vida al encontrarse con un invitado completamente inesperado en el salón de su casa: una perrita sin hogar, enferma y desnutrida.

Ambos estaban confundidos porque no tenían idea de cómo el animal había entrado, ya que estaban seguros de que habían cerrado las puertas y ventanas la noche anterior y decidieron comprobar las cámaras de seguridad.

Al parecer Jack no había cerrado la puerta al regresar de pasear al otro perro de la familia y el viento la había abierto. La perra aprovechó que estaba abierta la casa para refugiarse del frió y entrar en calor, en las imágenes se puede ver como entra coja y visiblemente fatigada.

Una media hora después, un transeúnte que notó la puerta abierta se acercó, gritó para saber si todo estaba bien adentro, y cerró.

Esta perra llamada Suzyn Pupman tenía frío y estaba sola por la noche el pasado 14 de diciembre buscando escapar de la lluvia, cuando vio abierta la puerta de una casa en Philadelphia y decidió meterse dentro para entrar en calor.

Arriba, Jack y Emily Jokinen, ambos de 34 años, y su hija recién nacida, Johanna, estaban dormidos. Por la mañana Jack bajo al salón y vio en las escaleras a una perra callejera malnutrida y herida.

La pareja decidió adoptar a la perrita y la llamaron Suzy. Al día siguiente la llevaron al veterinario para comprobar que no tenía dueños y para que fuera examinada. Alli descubrieron que tenía varias infecciones, estaba infestada de garrapatas y pulgas.

Además tenía los dientes en mal estado, las almohadillas de las patas muy lastimadas y sufría de una grave desnutrición. Los médicos determinaron que Suzy tiene entre ocho y nueve años de edad.

Ahora ha encontrado una familia para siempre con la que podrá pasar feliz los últimos años que le quedan de vida. Las fotos de Suzy con su nueva familia, que puedes ver en nuestro vídeo, se han vuelto virales derritiendo corazones por todo el mundo.

VER MÁS: ¿Qué está haciendo?

VER MÁS: ¡No puede parar de llorar!