Hace menos de una semana, Camron, de siete años, se echó a llorar después de que los ladrones le arrebataron a su amado perro Ralph de la camioneta de trabajo de su padre.

Le costaba por dormir y se pasaba el día tumbado en el suelo de su habitación durante horas dibujando carteles de 'se busca'.

El Boston Terrier llamado Ralph, de cuatro años, fue robado frente a una casa en Bredbury, Gran Manchester, el 9 de octubre.

Se llamó a la policía y los padres de Camron, Stacey Donaldson y Craig Andrews, ofrecieron una recompensa de 1000 libras por información que condujera a su vuelta a casa.

Junto con familiares, amigos y voluntarios, pasaron días buscándolo en las calles, repartiendo volantes y revisando cualquier circuito cerrado de televisión cercano. También se lanzó un grupo de Facebook al que se unieron más de 3.000 personas.

El lunes por la noche, Stacey recibió la llamada que en un momento nunca pensó que recibiría: Ralph había sido encontrado en Salford. "Estamos muy felices", dijo Stacey, de 32 años, al Manchester Evening News.

"Está muy conmocionado y es realmente delgado, parece que no ha sido alimentado, y sus patas son un desastre por haber estado arañando algo para intentar escapar"

Stacey dijo que su hijo no podía estar más feliz cuando les trajeron a Ralph de vuelta a casa el 15 de octubre. "Casi salió por la ventana para llegar a él", agregó.

Los preciosos posters que dibujó Camron, y que puedes ver en el vídeo, han emocionado a todo el mundo.

VER MÁS: ¡Te derretirás al verlo!