Blake Chennault cuida reptiles en su casa en Brandon, Mississippi, pero cuando esta tortuga salió del cascarón, no esperaba que surgiera una criatura de dos cabezas.

El dúo se esperaba que nacieran como tortugas gemelas y no siamesas pero el embrión no se separó. Blake decidió llamarlos Chop y Sticks.

La tortuga nació entonces con dos cabezas en lugar de una y el resto del cuerpo completamente normal, con la excepción de un patrón inusual en el caparazón.

Blake dijo: "Chopsticks tienen cerca de cinco meses de edad, comen muy bien y están creciendo sanos. Nada los frena, persiguen a los peces, nadan y toman el sol como lo haría una tortuga normal"

"En el huevo, se suponía que eran gemelos pero el saco vitelino no se separó adecuadamente, lo que resultó en cabezas unidas".

"Intento no tratarlos especialmente y dejarlos disfrutar de sus vidas como lo harían las tortugas normales", sentenció Blake.

VER MÁS: ¡Nunca se vio algo igual!

VER MÁS: ¡Completamente asustado!