Una mujer de buen corazón usó un poste de tendedero para alimentar al golden retriever de su vecino que estuvo encerrado solo en su piso durante seis días después de que su propietario no pudiera volver a casa desde la ciudad cerrada de Wuhan por el brote de coronavirus.

En el vídeo, grabado en la ciudad de Guangzhou en la provincia de Guangdong el 24 de enero, la Sra. Xu extendió un poste de ropa para entregar comida y agua al golden retriever que estaba esperando impaciente tras lass rejas de seguridad de la ventana del piso opuesto.

Otro clip filmado el 2 de febrero muestra al propietario del piso abriendo la puerta para liberar al perro que fue llevado por un guardia de seguridad a una tienda de mascotas.

Debido al brote de COVID-19, Wuhan está cerrado y el dueño del perro que fue a Wuhan para el Año Nuevo chino no pudo regresar a casa a tiempo.

El perro está siendo atendido en una tienda de mascotas local y el dueño del perro prometió que lo llevarían de vuelta a casa cuando logre volver de Wuhan.

VER MÁS: ¡Pánico en China!