¡Torpe! Este es el momento digno de aplauso que un desafortunado elefante intentó aparearse con otro y fracasó estrepitosamente.

Justo cuando estaba a punto de realizar la acción, el ansioso elefante debió haber tenido un ataque de nervios de último momento ya que se puso a defecar.

Tan sorprendido por su caca mal sincronizada, el elefante avergonzado cayó hacia atrás, arruinando por completo el momento romántico.

Rápidamente de pie, esperando que su compañera no se hubiera dado cuenta, el pobre paquidermo intenta perseguir a su conquista sin mucho éxito.

VER MÁS: Encuentran un caimán de 300 kilos

VER MÁS: Encuentran una serpiente con tres ojos

VER MÁS: Encuentran un diente de megalodón