Este es el momento desgarrador en el que una perra en duelo intentó resucitar a su cachorro muerto sacándolo de su tumba.

La mezcla de Labrador de tres años, Kookie, dio a luz a una camada en Zamboanga, Filipinas. Al día siguiente, su dueña Kaye de Luna y su familia se despertaron con los fuertes ladridos de Kookie temprano en la mañana. La revisaron y vieron que uno de sus cachorros, el más débil del grupo, ya estaba muerto.

Kaye había enterrado al cachorro muerto en su patio trasero, pero solo unas horas después, salieron a caminar y Kookie se acercó a la tumba sin marcar. Luego comenzó a desenterrar frenéticamente a su bebé muerto.

Las imágenes muestran cómo Kookie utilizó sus implacables instintos maternos para rascar la superficie de la tumba y llevarse el cádaver de su cachorro.

Unas imágenes impactantes que muestran la poderosa fuerza del insinto maternal y del amor de una perra por sus cachorros.

VER MÁS: Abrazo tras la cuarentena