Un fotógrafo ha hecho una pequeña aldea para ratones salvajes que visitan su jardín. Simon Dell, de 46 años, ha construido casas en miniatura de madera, y no solo eso, el pueblo que ha creado se asemeja al paisaje de la película, El Hobbit.

"Estaba sacando fotos a los pájaros en el jardín de mi casa en Sheffield cuando vi algo moverse por el césped. Apunté con mi cámara al suelo y me di cuenta de que era un pequeño ratón", declaró en una entrevista a Bored Panda.

"Decidí construirle un lugar seguro en el jardín para que pudiera esconderse y yo dejarle algo de comer", ha señalado Simon que explica que “lo llamé George y le construí una pequeña casa con troncos y una caja".

Pronto llegaron más ratones y Simon amplió la construcción hasta convertirla en un pequeño pueblo, "puse cables electrificados en la valla del jardín para evitar que entraran gatos y además tengo un Jack Russell Terrier".

Simon, de Sheffield, incluso ha creado un tributo en miniatura al banco del NHS que George puede ver inspeccionando.

VER MÁS: Tortuga con dos cabezas