Vivieron la experiencia de su vida después de que un grupo de juguetonas ballenas grises y sus bebés empujaran su bote alrededor y jugaran con él.

Oskar Lehner, de 63 años, grabó el fantástico vídeo en Laguna Oja de Liebre en Guerrero Negro, México, el mes pasado marzo de 2019.

Vio las ballenas grises en una laguna donde las madres dan a luz en enero antes de criar a sus crías para los próximos dos meses antes de hacer el viaje hacia el norte, a Alaska.

Este profesor de la universidad de Linz, Austria, dijo: "Mi compañera y yo hicimos un viaje en bote que duró aproximadamente dos horas y media, y las ballenas nos encontraron a media milla de la costa".

"Lo sorprendente de nuestro encuentro con las ballenas es lo delicado que trataban a nuestro bote, podrían haberlo volcado fácilmente mientras buceaban por debajo, pero no lo hicieron".

"Sin embargo, a ellas les gustaba empujarnos como un juguete en varias direcciones, lo que era bastante entretenido; Nunca nos sentimos como si estuviéramos en peligro".

"Las ballenas madre estaban alentando o incluso presionando a sus bebés de dos meses para que se acercaran al bote y jugaran con nosotros".

VER MÁS: Una buceadora salvada por una ballena