Un golden retriever dio a dos cachorros recién llegados a casa una cálida bienvenida haciendo pis sobre sus cabezas.

Cuando Alex Sa trajo a casa dos perritos nuevos el 28 de julio, esperaba que su perro adulto se llevara bien con ellos.

Al abrir la caja de cartón en la que había traído a los cachorros, el golden retriever les olfatea y acaricia de forma tierna.

A medida que los cachorros se acostumbran a la inspección empiezan a devolverle las caricias al golden retriever solo para que el adulto levante la pata y empiece hacer pis sobre sus cabezas.

Alex dijo: "Simplemente les estaba dándoles una cálida bienvenida a la familia".

VER MÁS: ¡Tremenda sorpresa!

VER MÁS: Todo un cantante de ópera