Todo parecía normal en las inmediaciones del Departamento de Odessa, Texas en Estados Unidos cuando una inesperada visita sorprendió a los agentes.

Por la puerta entraba Chico, un perro que extraviado que acudía al amparo de la policía a poner la denuncia de su propio extravío.

En una publicación en Facebook que se ha vuelto viral, el Departamento de Policía se tomó con humor su presencia. "Este tipo feliz entró anoche en la recepción del Departamento de Policía. Pensamos que quería solicitar un puesto de K-9", comentan.

Inmediatamente se pusieron a jugar con él y divertirse. "Teníamos una pelota de tenis y se la aventamos por un rato en el vestíbulo. Todo mundo se enamoró de él", ha explicado el agente Rusty Martin en una entrevista con el medio digital The dodo.

Posteriormente llegó la hora de localizar a sus dueños pero no fue fácil ya que a Chico se le había caído la placa de identificación. Sin embargo no fue posible terminar el trámite ya que antes que pudieran darse cuenta el perro se había marchado.

Por suerte días después sus dueños comunicaron que se encontraba sano y salvo en casa.

VER MÁS: ¡Enternecedores!