Cuando Patrick miró dentro de los tubos metálicos de la campana encontró una pequeña ranita agazapada. Pero para sorpresa de Patrick no había solo una rana sino cinco, cada una escondida en uno de los tubos que configuraban su campana de viento.

No obstante, según cuenta Smith en Twitter no era la primera vez que este tipo de ranas se escondían en las campanas de viento. "Les gusta dormir en las campanas de viento durante el día porque están protegidas del sol, el viento y el agua excesiva" Sin embargo, apuntaba: "nunca había visto tantas al mismo tiempo".

Cuando la gente a través de la red social le preguntó a Patrick cómo habían conseguido las ranas llegar hasta las campanas de viento. Smith explicó que estos pequeños animales suelen trepar por los muros hasta que alcanzan los tubos de la campana.

Finalmente Patrick liberó a las ranas en el jardín trasero de su casa ya que con la tormenta acercándose estas debían encontrar un mejor refugio.

Con la cercana llegada del huracán Smith tranquilizó a sus seguidores: "Ellas han encontrado un lugar para esconderse dentro las frondosas hojas de palma que tenemos detrás de nuestro estanque en patio trasero"

SEGURO QUE TE INTERESA:

Adoptan a un extraño chihuahua que parece un villano

Una elefanta lleva a su nuevo bebé para que lo conozcan las personas que le salvaron la vida