Todos los perros tienen características que les hacen únicos, pero Lucky tiene más de una sola que le hace sobresalir de todos los chihuahuas que podemos imaginarnos.

Lucky cuenta con un ojo de cada color y sobre su ojo azul cuenta con una mancha que recrea una ceja enarcada, dándole una imagen de lo más especial y cómica al cachorro. Recientemente el perrito de dos años ha logrado ser adoptado, formando parte de una familia tailandesa.

La mancha que tiene Lucky en su ojo derecho parece que ha sido pintada a mano o añadida por medio de photoshop, pero no. Charice Fca, la dueña de Lucky, asegura que su perro es así por sí solo y que en ningún momento le ha añadido pintura o dibujado nada en las fotografías.

Lucky es totalmente único y original, no tiene nada que ver con un maquillaje temporal o con un montaje. El pequeño cachorro ahora se encuentra viviendo con su nueva familia y conociendo nuevas experiencias que no había tenido la oportunidad de conocer, siendo totalmente afortunado, como indica su nombre.