Las mascotas son mucho más que simples animales de compañía. Para muchas personas son verdaderos miembros de sus familias y son queridos y llorados de forma similar que un hijo o un hermano.

Es por esto que cuando un perro enferma y los veterinarios sugieren el sacrificio como la mejor solución, los dueños se enfrentan a una de las decisiones más dolorosas de su vida, adelantar la partida de su mascota pera evitar su sufrimiento y un final horrible.

La increíble historia que ha contado Franklin Hardy, un estadounidense de Virginia, no puede ser más loca y absurda. Un día, de repente, su padre recibió la llamada de su veterinario de confianza que le contó que su perro estaba gravemente enfermo e iba a morir.

Con tristeza en los ojos, no lo dudo un instante y se puso a cavar en el jardín de atrás de su casa un agujero en el que enterrar a su querida mascota para siempre. Sin embargo algo paso mientras terminaba de cavar que hizo que todo cambiará.

"Cosas del mundo rural en Virginia", aseguro Franklin en un pequeño hilo de Twitter junto a las fotos de lo sucedido.

VER MÁS: Rescatan a una perra famélica en Murcia y ahora es feliz

VER MÁS: Rescatan un perro unicornio con una cola entre los ojos