El vídeo está grabado en la Península de Yamal, al noroeste de Siberia. Estas buenas personas salvaron la vida de este cachorro que seguramente moriría por congelación.