El canadiense Kendall Diwisch se encontró el pasado 22 de enero a tres gatitos en un camino en una zona rural cerca de la ciudad de Drayton Valley, en la provincia central de Alberta.

Estaban junto a uno de sus pozos, solos, asustados, hambrientos y a punto de morir de frió. Al perecer se habían quedado atrapados después de que alguien intentó deshacerse de ellos y pasaron la noche a la intemperie.

Diwisch, que trabaja en la industria petrolera, decidió rescatar a los felinos en cuanto los descubrió en el hielo. Logró liberar a uno de los gatitos pero los otros dos tenían sus colas pegadas al hielo por loq eu tuvo que ir a su coche a por una taza de café caliente que uso para liberarlos.

Diwisch se llevó los animales a su propia casa, donde les dio de comer y de beber. Diwisch aseguro, "Lo bueno es que no fue la semana pasada cuando las temperaturas eran -30C, de lo contrario habrían tenido un final diferente".

Su publicación en Facebook se ha compartido más de 1,000 veces, y una familia que perdió a su gato en el otoño dijo que adoptaría a los tres.

VER MÁS: ¡Sorprendente!