Las confusiones entre personas que tienen parecidos razonables suele darse con cierta frecuencia.

Sin embargo, no son las únicas posibles. En el mundo animal también puede ocurrir confusiones que parezcan realmente imposibles.

Este es el caso de lo que le ocurrió a Marcy, un hombre japonés que rescató a lo que parecía una perra abandonada en mitad de una carretera cercana a la ciudad de Tsukigata, Japón.

Le puso por nombre Luna y rápidamente la llevó al veterinario para que revisasen que estaba correctamente y no había sufrido daño o percance alguno.

Justo después publicó un vídeo a través de Twitter en el que pidió difusión para encontrar a los dueños. Fue entonces cuando algunos usuarios le advirtieron que sus ladridos eran algo extraños y podría tratarse de otro animal.

Acudió de nuevo al veterinario quien efectivamente certificó que se trataba de otra especie.

VER MÁS: Complicado rescate