La increíble historia de Leo fue compartida en Facebook por un internauta tailandés llamado Anuchit Uncharoen. El muchacho vio a Leo dando vueltas al borde de la carretera, como si estuviera abandonado, antes de que apareciera una mujer que vino a alimentarlo.

Después de preguntarle a la mujer, descubrió que Leo había estado esperando a su verdadera familia en ese mismo cruce durante cuatro años.

La señora Pinnuchawet, le dijo al hombre que había intentado cientos de veces llevarse a Leo a su casa ya que estaba delgado y con lepra, pero siempre escapaba y volvía al mismo lugar.

Como el perro no quería ser movido del lugar, la mujer le llevaba todos los días comida. En los días en que estaba demasiada ocupada para ir, era su familia alimentaba a Leo en su lugar.

La gente empezó a compartir las fotos de Anuchit para ver si había suerte. Finalmente una familia contacto con él para decirle que Leo era idéntico a su perro, BonBon, que se había perdido cuatro años atrás cerca del lugar donde el perro ahora esperaba.

El propietario del perro, de apellido Noi, explicó que estaban de vacaciones cuando se pararon en una gasolinera y allí se escapó el perro. Estuvieron horas buscándolo por los alrededores y cuando no lo encontraron siguieron su camino.

La familia creyó que BonBon ya estaría muerto y se asombraron cuando lo vieron en la red. Fueron hasta el lugar y comprobaron que efectivamente era él.

En el reencuentro, el perro se emocionó tanto como sus dueños, pero cuando quisieron subirlo al auto, se negó a seguirlos.

Tras varios intentos el perro decidió irse con la señora Pinnuchawet hizo una prueba. Los Noi prometieron volver a verlo cada tanto y hasta se encargaron de los gastos de su cura médica que comenzó este sábado 14 de septiembre.

VER MÁS: ¡Se vengó de la mejor manera posible!