Liopardo » Gatitos

INDONESIA

Un perro abandonado aprende a confiar en los humanos después de ser rescatado en una carretera de Bali

Este extraordinario video muestra la asombrosa transformación de un cachorro esquelético abandonado que tenía miedo de su propia sombra en un perro sano y cariñoso.

Newsflare

Publicidad

Prue Barber, de 42 años, encontró al cachorro cojeando, ahora llamado Murphy, encogido de terror en el borde de la carretera.

Prue, fundadora de la organización de rescate de perros 'Mission Paws'ible', recogió al aterrorizado animal y, después de semanas de cuidado y atención amorosa, observó cómo recuperaba la confianza en el ser humano.

Murphy estaba comprensiblemente distante al principio y pasó la primera semana después de su rescate en Ubud, Bali, Indonesia, a la defensiva y sin querer ser tocado.

Pero la personalidad amorosa de Murphy finalmente ha emergido y ahora se le describe como un "payaso" y un "animador".

Mission Pawsible tiene como objetivo apoyar, educar, inspirar y motivar a las personas para rescatar, rehabilitar y realojar a los animales necesitados.

Han apoyado a miles de perros en los últimos años y su objetivo es detener el sufrimiento y reducir el abandono de animales en Bali.

La organización está recaudando fondos para construir 'The Healing Center', un refugio seguro diseñado a medida que proporcionará a hasta 40 perros enfermos un lugar tranquilo para curarse, dándoles una segunda oportunidad en la vida y ser adoptados.

Penso que podía tratarse de una bolsa de plástico

Prue dijo: "Vi a Murphy tirado en el medio de la carretera. Tengo una vista terrible y, como rescatista, a menudo pensamos que una bolsa de plástico puede ser un animal".

"Cuando vi la 'bolsa de plástico blanca', conduje hacia ella y esperaba que no fuera un cachorro. ¡Lo era! Camiones, autos y bicicletas lo evitaban, pero nadie se detuvo".

"Probablemente a Murphy lo habían abandonado y estaba cojeando y visiblemente angustiado. No lo apresuré porque no quería que se adelantara al tráfico".

"El rescate inicial fue aterrador para los dos. Murphy gritó mucho, lo cual es normal, pero después de unos minutos, se calmó y puse la caja en la moto y lo llevé de regreso a mi casa", ha asegurado.

"Estaba muy asustado y pasó una semana en mi lavandería hasta que aprendió a confiar en mí. Le di tiempo y espacio", explicó Prue.

"Después de unos días, vio cómo yo estaba con los otros perros y comenzó a animarse conmigo. Entró a la casa solo y bajó la guardia. A partir de ese día, se convirtió en el perro juguetón y adorable que es hoy".

Tardó varias semanas en recuperarse

"Médicamente sufría de sarna. Lo comencé con una dieta nutritiva de alimentos crudos con un montón de suplemento natural para estimular el sistema inmunológico, caldo de huesos orgánico, lavados con champú de Neem y aceite curativo para la sarna", ha contado Prue.

"En dos semanas, estaba libre de sarna, recibió su primera vacuna y se mezcló con el paquete. Su pierna es un defecto congénito que no se puede rectificar.

"El principal desafío es la paciencia y el tiempo. Muchos rescates necesitan un espacio seguro para descomprimirse, instalarse en su nuevo entorno y aprender a confiar.Para Murphy, la confianza era el problema principal. Tenía un miedo severo a la gente. Pero en una semana estaba acurrucado conmigo en el sofá.

"Quiero que la gente sepa que cualquiera es capaz de rescatar a un animal y que todo lo que se necesita es un poco de compasión, bondad y paciencia. Los perros de rescate están muy agradecidos por la segunda oportunidad que les das y son las mascotas más leales y cariñosas", sentenció.

VER MÁS: ¡Increíble reacción!

Publicidad