Liopardo » Gatitos

RESCATADO

Una perra que fue dejada para morir atada a una roca en un río finalmente encuentra un hogar para siempre

Bella casi muere ahogada en el rio Trent cerca de Newark, en el Reino Unido, pero por suerte fue rescatada a tiempo.

Publicidad

El 6 de enero del año pasado, un perro pastor alemán, Bella, casi se ahoga en el río Trent en Reino Unido después de que sus dueños anteriores la dejaran allí con la correa atada a una gran roca sumergida en el agua.

La perra mayor de 10 años Bella fue cruelmente dejada para ahogarse. Mientras luchaba por mantenerse con vida fue descubierta accidentalmente por dos paseadoras de perros, Jane Harper y su amiga Joanne Bellamy.

Después de rescatar a la perra y sacarla del agua, Bella fue llevada de inmediato al veterinario local para un tratamiento de emergencia. Por muy afortunada que fue Bella de sobrevivir con una piedra atada al cuello en el agua helada, la visita de emergencia al veterinario también mostró que tenía varios otros problemas de salud.

Después fue transferida a un refugio de la RSPCA ((Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals). Alli Bella fue cuidada por el trabajador personal del Radcliffe Animal Center en Nottingham, mientras que la organización benéfica de bienestar animal y la policía local iniciaron una investigación para encontrar quién era el responsable de las crueles acciones contra el perro.

Afortunadamente, la pastor alemán mayor ha estado perfectamente cuidada en el refugio durante los últimos 15 meses y ha sufrido una recuperación y transformación completa que la llevó a encontrar un hogar para siempre con una pareja de jubilados, Maggie Mellish y Charlie Douglas.

La pareja de jubilados, que vive en un pueblo en el sur de Derbyshire, parecía una pareja perfecta para Bella, ya que anteriormente habían cuidado sus propios perros pastores y estaban dispuestos a dar todo el amor y atención a Bella después de que su último perro falleció hace un par de años.

Sus anteriores dueños no irán a la carcel

Una mujer que se declaró culpable de intentar ahogar a un perro en el río Trent cerca de Lincoln fue multada, pero evitó una sentencia de cárcel.

La antigua dueña del perro Charlene Latham, de 31 años, de Devon, fue localizada gracias al chip que tenía la perra y terminó siendo arrestada por la policía. Apareció en la corte el lunes 8 de marzo de 2021 y fue condenada a realizar trabajos comunitarios durante 12 meses y pagar una multa además de ser descalificada para tener perros durante tres años.

El otro dueño de Bella y pareja de Charlene salió completamente libre de cargos. Leigh Johnson, de 32 años, había negado el mismo cargo en una comparecencia ante el tribunal anterior y el caso en su contra se suspendió al no tener suficientes pruebas relata la BBC.

VER MÁS: ¡Cambió radical!

Publicidad